Un problema muy común que nos encontramos con muchas nuevas empresas y autónomos es que no tienen muy claro cuál es el proceso a seguir para hacer una web desde el principio. En este post vamos a intentar desentrañar todos los pasos.

 

Lo primero de todo que necesitamos es tener un dominio y contratar un hosting.

El dominio, como bien sabéis, es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet, como si dijésemos el equivalente a una dirección física. Las terminaciones más comunes son: .com, .es , .org y .net, también hay dominios locales como .gal, .cat, .eus,… (por ahora más caras que las genéricas) pero su elección puede estar sujeta a ciertas condiciones como en el caso del gallego que exige que el sitio web debe tener un contenido mínimo en lengua gallega. En caso de que no muestre contenido en gallego, deberán ser contenidos relacionados con la cultura gallega o servicios online específicamente dirigidos a la comunidad gallega y que favorezcan su desarrollo.

Por tanto los más comunes y generalizados son el .com y en nuestro país el .es.

A la hora de elegir el dominio hay páginas que te permiten hacer una búsqueda por nombres y ver si están libres. En caso de ser así lo puedes contratar a un precio fijo anual. El coste medio por dominio está sobre los 12€, pero puede variar bastante según el proveedor y la terminación, recordad que los locales son más caros. Ojo con las webs de oferta a precios muy bajos durante un año, es como el caso de compañías telefónicas, si no estás atento, al siguiente año te aplican la tarifa vigente que suele ser más alta que la media.

Una vez que tengas el dominio debes contratar el hosting.

El hosting es el lugar donde va a estar alojada tu web para que se pueda visualizar en internet.

Nosotros recomendamos contratarlo todo en la misma compañía, y no usar intermediarios, es decir, contratarlo a nombre de la empresa, para que en caso de traslado de hosting, abrir nuevas cuentas de correo, subir carpetas privadas, etc… no se dependa de terceras personas.

Lo que en Quokka solemos hacer es tramitar todo a nombre del cliente, para que la propiedad y claves estén siempre en su posesión. Es un servicio gratuito que incluimos a la hora de contratarnos el diseño y programación de la web.

Hay muchas empresas de hosting que ofrecen buenos servicios, nosotros solemos trabajar con DinahostingSiteground y Cdmon, pero hay muchas más dónde elegir, simplemente sugerimos estas por calidad/precio, un buen servicio de atención al cliente y paneles de usuario sencillos y fáciles de manejar.

Si queréis elegir un buen hosting, hay varias claves que no deberías pasar por alto:
 
1- Que tenga un buen soporte técnico. 24h los 365 días del año. Puedes tener problemas o caídas del servidor en cualquier momento y que te lo resuelvan con solvencia siempre es importante.
 
2- Copias de seguridad. Un buen servicio de hosting hace copias de seguridad automáticas.
 
3- Velocidad. algunos servicios ofrecen gran capacidad de almacenamiento con grandes titulares, pero una web no tiene por qué necesitar mucha capacidad de disco. Lo que sí necesitáis es velocidad de carga.
 
4- Certificado SSL. Hoy imprescindible, para la seguridad de los usuarios y para el posicionamiento de tu web.
 
Y por último no vamos a entrar a destripar los servicios de hosting que ofrecen un “háztelo tú mismo”, tipo Wix o Jimdo, según para qué tipo de web pueden ser una solución práctica, pero tienes que saber que requerirán dedicarle tiempo, así que necesitarás unas nociones básicas de manejo y lo que hay que implementar serán módulos de pago que a la larga se convertirán en una cuota que deberás analizar si te compensa por un servicio que a todas luces no será el personalizado.
  

Si todo esto os suena a chino, no os preocupéis, si decidís trabajar con nosotros os guiaremos paso a paso por cada parte del proceso, no tendréis que preocuparos por nada.

Una vez se tiene el dominio y el hosting ya se puede comenzar a trabajar en el diseño de la web.

 

Diseño y programación web

Un error que se comete muy a menudo es denominar diseño web a programación web, un programador no tiene por qué saber diseñar y un diseñador no tiene por qué saber programar, lo ideal es tener nociones de ambas, pero lo mejor, según nuestra experiencia, es aunar conocimientos, es decir, es complicado encontrar los dos tipos de profesional en uno y con sobrado nivel en ambas, así que lo mejor es optar por la colaboración en equipo de acreditados profesionales de cada sector, como es el caso de Quokka Design.

Para comenzar a trabajar en una web necesitamos un esquema de contenidos facilitado por el cliente para poder decidir la estructura y el diseño. Según la cantidad de contenido y dificultad elaboramos el presupuesto.

Si es aceptado, sobre una propuesta de menú raíz comenzaremos a trabajar, es necesario que el cliente nos facilite los contenidos principales, también ofrecemos elaborarlos nosotros redactando textos y noticias o entradas de blog, pero siempre partiendo de los esquemas decididos previamente y añadiéndolo al presupuesto.

Con toda la información y teniendo en cuenta la imagen corporativa de la empresa, diseñamos y programamos la web. Solemos maquetarlas con constructores como Divi o Elementor que nos facilitan muchos recursos gráficos y operativos para conseguir webs responsive adaptadas perfectamente a todos los dispositivos. También realizamos webs más complejas y Apps con programación totalmente personalizada.

Trabajamos online y en todo momento el cliente (facilitándole un acceso de entrada) puede ir comprobando la evolución de la web. Una vez que está finalizada la ponemos en abierto y ya está lista para presentar al público.

 

Esperamos con esta entrada del blog haber aclarado algunos conceptos y despejado dudas a los más profanos, si aún así queréis hacer cualquier tipo de consulta, estaremos encantados de ayudaros, sin ningún compromiso. Escribidnos a info@quokkadesign.com